Sin duda la Fanesca es un potaje emblemático de la cultura culinaria ecuatoriana, donde la tradición, legado y formas de prepararla se transmiten de generación en generación.

Ya es costumbre en el Ecuador que el Viernes Santo, se reúnan las familias para la elaboración de este complejo plato, donde anécdotas, risas y la develación de algún secreto marquen la jornada culinaria en cada hogar.

Desalar el bacalao una noche anterior, cocinar los granos, licuar el maní con la leche, hacer el refrito, son una parte en la cadena productiva de la Fanesca.

Las manos delicadas de abuelitas y tías son las encargadas de dar los últimos detalles a mini empanadas, masitas y maduros fritos, mientras otro grupo de personas alistan las rodajas de huevos duros, pedazos de queso, tiras de ají, pimientos, las hojas de perejil y el pescado.

Ya con todos los elementos listos y la gran olla de Fanesca caliente es hora de emplatar, servir y degustar tomando en cuenta que siempre habrá uno que otro comensal que pregunte ¿Puedo repetir?

Los tiempos modernos

Tuve la oportunidad de compartir en el Museo Nacional de Ecuador, sobre mi punto de vista de la Fanesca en tiempos modernos junto al Dr. Julio Pasos, historiador e investigador de la gastronomía ecuatoriana, donde coincidimos que este potaje debe mantener su base y legado gastronómico.

“Juntate con grandes, para ser grande”.

Si bien los métodos de cocción, deconstrucción, montajes de vanguardia, entre otros han cambiado la manera de interpretar la nueva gastronomía es importante recalcar que se debe saber la historia e ingredientes que están detrás de cada preparación.

Boceto de composición y estructura de elementos previo al montaje.

Del dibujo al emplatado final.

Incentivar a un consumo mas responsable, adquiriendo insumos a productores locales, debería ser el punto de partida para entender de donde viene lo que comemos. No es justo que familias de agricultores y productores quienes realizan el trabajo más duro en el campo sean lo que menos ingresos tengan por la imposición de precios por parte de los intermediarios.

Desde este blog te invitamos a visitar las ferias agroecológicas, donde podrás encontrar alimentos directamente de los productores y así contribuir con la economía de familias y de grupos asociados.

Vivimos en una sociedad desechable. Es mil veces más fácil tirar cosas que arreglarlas”.

Neil LaBute

Fotografías y producción gastronómica: Patricio Granja / CEO Passionfood.ec

Platos y menaje artesanal: KAOBA-D eco