Uniformes blancos impecables, calidad en sus procesos, la calidez de una sonrisa y un ejercito de guerreras son la clave del éxito de Crepes & Waffles.

Me dispuse a visitar junto a mi familia uno de sus restaurantes en Quito, mismo que lo hago con frecuencia. Ya en nuestra mesa una gentil mesera nos proporciona la carta de sal y de dulce, para posteriormente dotar de crayones y hojas para pintar a mis hijos.

De regreso la gentil mesera pregunta ¿Le puedo tomar su pedido? Con mucho gusto, vamos a ordenar un crepe de ternera con champiñones, una ensalada de la barra, un helado Pancho Villa y un Alaska. ¿Van a desear algo de tomar? Si porfavor un jugo de naranja y dos aguas con gas.

Tomado nuestro pedido, el envío de la comanda debió haber llegado a la cocina en un abrir y cerrar de ojos.

Gracias a su cocina abierta se puede ver el movimiento sincronizado que tienen todo el personal al momento de preparar cada uno de los pedidos. Curioso como siempre me acerqué a la barra y pude ver un “mise en place” y cocina impecable, con guerreras que nunca se olvidan de bridar una sonrisa, tomando en cuenta a que en esa hora del día los pedidos llegaban una tras otro.

Pude también evidenciar la aplicación de procesos y altos estándares internacionales de calidad en la manipulación, preparación y despacho de alimentos.

Pese a que el aforo de ese día llenaba el restaurante, los pedidos fueron servidos a los clientes de entre 8 a 10 minutos. Llegar a ese nivel se logra tras una constante capacitación y procesos de estandarización tanto en recetas como en metodologías de servicio.

Otra área de despacho constante es sin duda la de los helados y postres, donde sabores dulces, ácidos, exóticos y clásicos son el abanico de opciones donde los amantes al dulce hacemos realidad nuestros sueños.

Debo confesarles que mi parte preferida es la barra de ensaladas, la misma que siempre me transmite sensaciones de frescura y calidad, donde los topins y aderezos propios de la casa se fusionan en bowls que uno mismo los puede preparar. Eso se llama cocina interactiva.

Ya con nuestros postres y platos calientes en la mesa solo nos quedó de disfrutar la experiencia llamada Crepes & Waffles y mimar nuestras papilas gustativas.

Su constante innovación y sostenibilidad hacen de Crepes & Waffles la empresa lider en su ramo. NATURAL – ARTESANAL – SALUDABLE.

Es por eso y mucho mas que el poder femenino es y será la clave del éxito de esta cadena internacional que seduce paladares de grandes y chicos con su amplia gama de productos.

/// Toma en cuenta

El 13 de abril de 1980 Nace Crepes & Waffles, en un pequeño local en Bogotá.

El 13 de junio de 1995 se abre el primer restaurante ubicado en la Av. Francisco de Orellana en Quito.

Presente en Colombia, Ecuador, Panamá, Venezuela, España, México, Perú, Brasil y Chile.

“Dale al cliente siempre más de lo que espera”.

Nelson Boswell.